¡¿ADÓNDE ESTA LA CORONA?!

Compartir

Los reyes tienen mucho trabajo, al menos los de estos relatos: unos friegan pisos mientras esperan a que vuelva la familia, otros crían príncipes con modales estrafalarios. Algunos cocinan y hasta le celebran el cumpleaños a la princesa. También hay reyes que juegan a la escondida con los nietos y que un día, cuando menos se lo esperan, reciben visitas que revolucionan el palacio. ¡Si será agitada la vida real!